Luto

¿Qué se entiende por luto?

En primer lugar es un estado emocional, como un sentimiento de tristeza y una falta de alegría de vida o una enfermedad.

Además puede ser un proceso durante la superación de una situación trágica, especialmente después de la muerte de una persona querida, pero también en caso de otra pérdida grave. Mientras el proceso del luto es común llevar ropa negra como expresión de la pena. Se dice "llevar luto". Hoy en día normalmente se lleva la ropa negra solamente mientras el entierro mismo.

En situaciones extraordinarias el gobierno proclama un luto nacional.

 

El luto como proceso

Aparte del aspecto emocional se trata de un comportamiento del hombre para vencer una pena emocional, particularmente la pérdida de una persona o una mascota querida. El desencadenante también puede ser una separación de otra manera.

 

¿Cómo superar el luto?

En principio hay dos posibilidades diferentes: la represión y el tratamiento directo. Con ayuda de actividad corporal y mediante muchos cambios en la vida se puede intentar represar el luto o, por lo menos, hacerlo menos grave a corto plazo. Otra cosa es sustituir la pérdida.

Como superado se define el luto solamente cuando la persona afectada se toma conciencia de la situación. Un papel importante en este asunto tienen costumbres y rituales de varios siglos que varían en cada cultura.

A través de recordar y volver simbólicamente se intenta ponerse de acuerdo con el pasado.

Factores importantes son el lugar, así como la situación del luto. Hablar y lamentarse de la pena pueden facilitar el tratamiento. En general, por la influencia de los medios de comunicación, la muerte hoy tiene otro valor que en los siglos pasados.

Por la fe cristiana, el luto es un sentimiento humano que se puede transmitir en otras dimensiones con la ayuda de oraciones.

 

Las fases del luto

En la mayoría de los casos los afectados se encuentran en un estado del choque, pero no quieren realizar lo pasado.

Viven una fase depresiva; absurdidad así como miedo dominan los pensamientos. Muchas veces ocurre una desorientación y falta de memoria. También es más difícil comunicar en la vida diaria. Personas que llevan luto, a veces olvidan detalles en cuanto a la situación trágica. Reacciones corporales pueden ser: menos concentración, insomnio, pérdida de peso etc.

Después todo empieza de mejorarse. Pensar en el pasado ya no causa tanta desesperación. La concentración diaria sube. Una nueva balanza se desarrolla en la cabeza.

 

contacto